Última Hora

Es usual ver escenas en el gimnasio de personas que ejecutan un ejercicio sin el menor cuidado del movimiento adecuado. Esto es lo que genera dolores, principalmente en cuello y espalda.

Al no estabilizar el cuerpo, otros músculos se contraen y al no estar preparados vienen las lesiones.

Cuando se ejercita con una lesión leve, inconscientemente sobrecargamos otros músculos, generando una reacción en cadena.

Esto se evita fácilmente. Antes de ejercitarse hay que informarse bien, de cómo se realiza el movimiento.

Primero se estabiliza el cuerpo, y luego se hace el ejercicio, siempre respetando el peso adecuado, el que le permite realizar el movimiento bien.

Tomando estos cuidados, y estirando de 10 a 15 minutos antes y después, evitará lesiones, y el ejercicio le será más efectivo.