Última Hora

Se ven sometidas a diario a agresiones externas, como el viento, la lluvia, el sol, y la humedad, así que las manos requieren de una ayuda extra para mantenerse suaves y jóvenes.

Sin los cuidados adecuados sus manos se encontrarán desprotegidas ante las amenazas de la naturaleza lo que puede dejarlas agrietadas, adoloridas y escamosas.

Utilizar una buena crema de manos es la recomendación principal, pero con manos agrietadas las cutículas y las uñas también sufren, por lo que no se deben dejar en el abandono.

Lo recomendable es aplicarlo después del maquillaje de uñas. En tiempos de frío y lluvia se debe aplicar todos los días, esto no va a generarle más grasa a la uña, ni sobreprotección y sus manos serán la carta de presentación correcta.