Última Hora

Semana Santa no solo es tiempo de reflexión y perdón, es también época de comidas, paseos y diversión, por lo cual es importante tomar en cuenta ciertos consejos para no terminar el día de Resurrección en un hospital.

El especialista en medicina familiar, David Obando, recordó que en época seca es necesario redoblar cuidados en niños y adultos mayores.

Especialmente hay que estar atentos a signos de golpes de calor o deshidratación.

“Los síntomas principales son mareos, resequedad, dolor de cabeza y ojos hundidos”, explicó el galeno.

Para evitar estos problemas Obando recomendó tomar dos o tres litros de agua, además de evitar estar por periodos prolongados al sol.

“Es importante evitar asolearse entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, además de usar filtros solares de factor de protección superior a 15, aplicándose 15 minutos antes de salir al aire libre y repetir con frecuencia”, aconsejó Obando.

Para quienes vayan a pasear el médico recomienda llevar repelente, medicinas para las alergias y acetaminofén para los dolores menores.

La dieta

No por tener días libres se debe descuidar lo que comemos.

Si bien es cierto Semana Santa es una época de comida sana como los pescados, hay otros que no lo son tanto.

“Hay comidas específicas que se hacen en la época como el escabeche, las empanaditas de chiverre, que y se pueden consumir, pero con moderación”, recordó la nutricionista Laura Brancacci.

La especialista recordó la importancia de mantenerse hidratado además de limitar el consumo del alcohol, “que en exceso pueden ser dañino para el organismo y producen aumento de peso”.

“Si opta por ir a la playa coma alimentos del mar para aprovechar el consumo de pescado, que es un alimento que aporta grasas buenas para el corazón”, dijo Brancacci.

Para quienes van a hoteles todo incluido la nutricionista les recuerda que “muchos de estos hoteles nos facilitan la vida porque nos dan toda la alimentación, pero también nos dan todas las opciones posibles para caer en la tentación y dejar la dieta de lado”.

Brancacci finalizó recomendado comer rico y balanceado.