Última Hora

DAKAR, 27 junio 2013 (AFP) - El presidente Barack Obama intentó calmar este jueves tensiones en el caso del informático acusado de espionaje Edward Snowden, que sigue en el aeropuerto de Moscú, el mismo día en que Ecuador, el país al que el informático pidió asilo, endureció su posición.

"No voy a mandar jets para interceptar a un pirata informático de 29 años", declaró Obama en Dakar, donde inició una gira africana.

Obama aseguró además que no había hablado del tema con los presidentes de Rusia y China (Snowden huyó inicialmente a Hong Kong), dando a entender que no quiere que el caso afecte las relaciones diplomáticas de Washington con las dos potencias.

El informático, que cumplió 30 años la semana pasada, permanece desde el domingo en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú, en espera de una decisión que podría llevarlo a Ecuador vía Cuba.

Estados Unidos reclama la extradición de Snowden, un exconsultor de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), autor de una de las mayores filtraciones de la historia, sobre la existencia de programas a gran escala para espiar llamadas telefónicas y comunicaciones en internet.

De ser declarado culpable, podría ser condenado a 30 años de cárcel.

Snowden llegó a Hong Kong el 20 de mayo desde Hawai, donde trabajaba en una empresa subcontratada por la NSA. China ignoró las peticiones de captura de Washington y el informático viajó tres días después a Moscú.

Desde entonces, Snowden, que pidió asilo político a Ecuador, no ha sido visto en público pero se halla, según las autoridades rusas, en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú-Sheremetievo.

El lunes tenía que irse a Ecuador, vía La Habana, pero su asiento quedó finalmente vació. "Otro avión sale hacia Cuba, sin Snowden", anunció el jueves la televisión pública rusa tras el despegue de otro vuelo hacia La Habana.

El próximo vuelo regular hacia la capital cubana está previsto para el sábado.

"Snowden no tiene documentos válidos. Por eso no puede ir a Cuba ni a ningún otro lado", dijo una fuente rusa próxima al caso, citada por la agencia estatal RIA Novosti.

Las autoridades estadounidenses revocaron el pasaporte de Snowden, que no tiene tampoco documentos ecuatorianos, como volvió a confirmar este jueves el gobierno del país.

"Ratificamos que el gobierno del Ecuador no ha autorizado la expedición de ningún salvoconducto o documento de refugiado que permita al señor Snowden su traslado a nuestro país", dijo a la prensa la ministra de Política, Betty Tola.

La ley rusa permite permanecer sin visado en la zona de tránsito del aeropuerto un máximo de 24 horas. Pero también autoriza a extender visas de diez días prorrogables si el pasajero no puede salir de Rusia "por razones excepcionales", por ejemplo si su pasaporte ha sido revocado, según abogados citados por el diario Vedomosti.

Snowden podría entonces "quedarse en Sheremetievo el tiempo necesario hasta encontrar un país donde se sienta seguro", aunque esa es una tarea difícil "porque hay pocos países que no teman enfrentarse con Estados Unidos", subraya el diario.

Ecuador endurece el tono

El gobierno de Ecuador endureció el tono frente a Estados Unidos y decidió renunciar a las preferencias arancelarias que le otorgaba ese país hasta el 31 de julio.

"Ecuador no acepta presiones ni amenazas de nadie, y no comercia con los principios ni los somete a intereses mercantiles", señaló una declaración leída por el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado.

Poco después el portavoz adjunto del Departamento de Estado estadounidense, Patrick Ventrel, advirtió que habrá "graves dificultades" en las relaciones bilaterales si Quito otorga el asilo.

"No sería bueno que otorguen asilo a Snowden. Eso implicará graves dificultades para nuestras relaciones bilaterales", dijo el portavoz.

Ecuador no ha dado todavía respuesta a la petición de asilo, una decisión que podría tarda hasta dos meses, según el canciller Ricardo Patiño.

En 2012, el país concedió asilo a Julian Assange, fundador de WikiLeaks y responsable de la publicación de miles cables diplomáticos confidenciales de Estados Unidos. El australiano se halla desde hace un año en la embajada de Quito en Londres, en un caso que no parecer estar en vías de resolución.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, cuyo país también está enfrentado con Washigton, declaró el por su parte miércoles que Caracas otorgaría "casi seguro" el asilo a Snowden si éste lo pidiera.

Maduro viajará a Moscú la próxima semana para participar en una cumbre sobre energía.