Última Hora

Más de 11.000 personas siguen expuestas a altas concentraciones de arsénico en el agua, sobre todo en la provincia de Guanacaste.

Acueductos y Alcantarillados ha analizado 629 fuentes de agua. Un 3% por ciento, que representa un total de 19 comunidades, están siendo atendidas por que la cantidad de arsénico es más alta de lo recomendado por autoridades de salud.

Esos acueductos son operados, en su mayoría por Asadas y están ubicados en zonas como Cañas, Bagaces, San Carlos y Aguas Zarcas.

La dificultad para solucionar el problema a nivel comunitaria radica en que se requiere tecnología de punta que por su costo no pueden ser adoptadas en el corto plazo.

Por eso facilitan agua a las comunidades afectadas por medio de camiones cisternas.

Consumir altas concentraciones en un tiempo prolongado puede provocar problemas de salud como el cáncer.

El ministerio de salud dotara a 720 familias guanacastecas con filtros para solucionar el problema.