Última Hora

Industrias Infinito anunció este miércoles que continuará en su proceso de demanda contra el Estado, por medio del cual pretende una indemnización por $1.092 millones, por la fallida mina de Crucitas.

Esto fue comunicado al Gobierno en abril anterior, y en esta ocasión durante una conferencia de prensa, la vocera de la empresa, Yokebec Soto, dijo que “no hay fin de la mina Crucitas” y que no se irán hasta que los indemnicen.

Soto aseguró que no existe motivo alguno para que el Gobierno celebre, en relación con lo dicho por el ministro de Ambiente, René Castro, quien aseguró que el país tenía motivos para celebrar el rechazo de la Sala Constitucional a la acción interpuesta por la empresa canadiense.

La vocera afirmó además que “Costa Rica se ha convertido en un país peligroso para los inversionistas, donde se volvió imposible la consecución de proyectos de infraestructura y donde no hay ningún respeto por la propiedad privada”.

Soto dijo que debido a que la empresa no ya no puede establecer ninguna acción resolutoria dentro del país, esto les permite emprender un arbitraje internacional en “reclamo de sus derechos”.

El monto de indemnización que reclama Infinito Gold, se deriva de $92 millones invertidos previamente en trabajos e infraestructura, y $1000 millones más, por un estimado de las ganancias que nunca percibieron.