Última Hora

Cuando se trata del cuidado de la piel, la leche puede hacer maravillas, y en esta ocasión el turno le corresponde a la piel seca.

¿Cómo humectarla? Utilizando leche como ingrediente principal, más otros productos naturales, se puede combatir la resequedad.

Sólo debemos mezclar media taza de leche, un cuarto de linaza en polvo, y un cuarto de hojuelas de avena.

Debe tomar en cuenta que efectivamente su piel sea seca, porque de lo contrario, si es grasa, estaría aportándole aún más grasa.

Pero si efectivamente, sufre de resequedad, lo ideal es chinearse con este tratamiento casero y muy sencillo de preparar, 2 veces por semana.

Al cabo de un mes, indiscutiblemente notará los resultados.

Y lo más importante, aportará humectación a toda su piel, porque otro de los beneficios de esta sencilla receta, es que se puede aplicar tanto en el rostro como en cualquier parte de su cuerpo.