Última Hora

Internacional

Mujeres escocesas ganan histórico caso de equidad de sexos por la igualdad salarial

Aunque el proceso continúa, la decisión del Supremo sienta un precedente que, según los sindicatos, puede beneficiar a otras 2.000 mujeres...

Agencia EFE Hace 6/26/2013 8:15:00 AM

Londres, 26 jun (EFE).- Un grupo de 251 mujeres empleadas como ayudantes de aula en un ayuntamiento escocés se apuntaron hoy una "histórica" victoria legal en su batalla por conseguir igualdad de salarios con hombres en trabajos similares.

El Tribunal Supremo, máxima instancia judicial del Reino Unido, admitió el recurso de estas funcionarias y ratificó su derecho a que su posición sea estudiada, lo que hará ahora un juzgado laboral, que determinará si su trabajo en las escuelas equivale al de ciertos trabajadores masculinos empleados por el mismo ayuntamiento de Dumfries y Galloway.

Aunque el proceso continúa, la decisión del Supremo sienta un precedente que, según los sindicatos, puede beneficiar a otras 2.000 mujeres empleadas por municipios en Escocia que cobran menos que sus colegas masculinos en trabajos de valor equiparable.

Las asistentes de aula -que ayudan a los maestros en las escuelas- y de guarderías reclaman que su sueldo se equipare al de trabajadores manuales públicos como los basureros o auxiliares empleados en vertederos o piscinas municipales.

Estos se rigen por un convenio, llamado Libro Verde, que les reconoce el derecho a complementos salariales y bonificaciones, algo que no se aplica a las trabajadoras públicas del mismo municipio que hacen trabajos distintos pero que -sostienen- son equivalentes y que están amparadas por el conocido como Libro Azul.

El sindicato del sector público Unison, que respaldó la demanda de las mujeres en un proceso que ha durado siete años, tildó hoy de "histórico" el dictamen del Tribunal Supremo e instó al ayuntamiento de Dumfries y Galloway a corregir la situación.

"Hay demasiadas mujeres que aún sufren discriminación y demasiados empleadores que utilizan cualquier argumento legal a su alcance para eludir sus obligaciones recogidas en la ley de igualdad de salarios", afirmó el secretario general, Dave Prentis.

El ayuntamiento afectado dijo en un comunicado que el caso era "complejo" y que estudiaría su respuesta a la decisión del Supremo, si bien reconoció que las mujeres habían "ganado el derecho a que sus trabajos se comparen con los de los trabajadores manuales masculinos".