Última Hora

Otros deportes

El boicot de los tenistas en Wimbledon cumple 40 años

Ante la inusual situación, la organización del torneo rellenó el cuadro de competición con tenistas aficionados.

Agencia EFE Hace 6/25/2013 10:32:00 AM

Este verano se cumplen 40 años desde que Wimbledon vivió uno de los boicot más recordados de la historia del tenis, cuando la gran mayoría de los 70 primeros tenistas del ránking se negaron a saltar a la pista en apoyo a uno de sus colegas, el croata Niki Pilic.

Ante la inusual situación, la organización del torneo rellenó con tenistas aficionados el cuadro de una edición de Wimbledon que se acabó llevando el checo Jan Kodes en una final ante el ruso Alex Metreveli.

Ambos argumentaron que sus respectivas federaciones les habían obligado a continuar adelante en el torneo, por lo que decidieron no unirse al boicot.

Las complicaciones comenzaron cuando la Federación de Tenis Internacional (ITF) tomó medidas contra Pilic por saltarse un encuentro de la Copa Davis ante Nueva Zelanda en Zagreb para disputar en cambio un torneo profesional de dobles en Canadá.

El organismo no toleró el desprecio de Pilic a la normativa internacional y le comunicó, un día antes de que disputara la final de Roland Garros (perdió contra el rumano Ilie Nastase, 6-3, 6-3 y 6-0), que tenía vetada la participación en Wimbledon.

La ITF aplicó una norma por la cual cualquier jugador que no estuviera "en buenas relaciones" con su respectiva federación nacional no podía participar en competiciones internacionales.

El veto fue una situación inmejorable para que la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), creada tan solo un año antes, demostrara por vez primera su poder.

"Tenemos un principio bastante simple: pensamos que deberíamos poder jugar donde queramos y cuando queramos", señaló el entonces presidente de la ATP, Cliff Drysdale.

Rememorando la situación, el suizo Roger Federer, siete veces campeón en el All England Club, sostuvo esta semana que el circuito es "completamente diferente".

Preguntado por si un boicot similar podría producirse en la actualidad, Federer afirmó que "no va a pasar algo así a corto plazo".

"Espero que siempre podamos encontrar un consenso, entendernos los unos a los otros, discutirlo", apuntó el suizo.