Última Hora

El talento tico en bisutería, no sólo brinda accesorios casuales. Hay artesanas que también trabajan con materiales más finos para hacer piezas más artísticas y elegantes, y se abren camino con mucho esfuerzo en el mundo de la moda.

Tras años trabajando por todo el país en la profesión que estudió: Administración Hotelera, Melania Odio quería cambiar de ritmo, acercarse más a su familia.

Quería un negocio propio, y se inclinó por el diseño de joyas. Rápidamente encontró en esta actividad algo que la apasionó, la posibilidad de crear.

Con dedicación ha ido desarrollando gran facilidad para diseñar y elaborar piezas más complejas, para un estilo formal y elegante.

En un año de trabajo ha logrado crecer mucho como artistas, ya incluso ha sido invitada para mostrar sus productos en revistas. Ya encontró su estilo: joyería elegante, con combinaciones arriesgadas.

Ella demuestra que con amor y pasión se logra cualquier cosa. La parte creativa, productiva, hasta es su propia publicista y contadora. En una actividad como esta ha encontrado gran satisfacción, al mismo tiempo que ayuda a desarrollar la moda costarricense.