Última Hora

Los búfalos no solo revolucionaron la producción de queso en nuestro país, también desplazaron con su fuerza a muchas yuntas de bueyes y tractores.

Son tantas las ventajas que ofrece este animal, que incluso muchos se preguntan si dejaremos de ser un país de ganado, para convertirnos en territorio de búfalos.

Desde hace años, los búfalos son la mano derecha de Guillermo Mora. La nobleza, pero sobre todo la fuerza de estos animales le han ayudado a batir barro en su finca en Batán de Limón.

Don Guillermo es uno de los muchos productores costarricenses que han comprobado sobre el terreno las ventajas comparativas de los búfalos.

Casos como este se multiplican por todo el país. De hecho hay fincas en las que los animales de carga tradicionales y hasta los tractores han sido reemplazados por los búfalos.

Como el búfalo ofrece tantas ventajas y ha ganado tanto terreno en los últimos años, muchos se preguntan si en el futuro esta especie desplazará al ganado tradicional.

Los expertos prefieren verlo como una alternativa en las fincas y no como una competencia para las vacas.

Lo mismo ocurre con los productos derivados de su leche. Hace algunos años pensar en que los ticos comeríamos carne, quesos y yogurt de búfalo era casi impensable. Sin embargo, su buen sabor y sus ventajas nutricionales les han dado un lugar en el gusto de los consumidores.

Quienes en un principio fueron tildados de "locos" hoy se llevan los aplausos, primero por haber roto esquemas y dar el paso inicial, y segundo por ofrecer una alternativa en el campo y en las mesas costarricenses.

Termina otro día de trabajo en la lechería, los animales regresan a la finca, pero volverán, porque aún queda mucho camino por recorrer en esta Costa Rica que, poco a poco, se convierte en territorio de búfalos.