Última Hora

Este lunes se hizo la inauguración oficial de la Botica Solera tras más de año y medio de trabajos de transformación.

Aunque por muchos años fue guarida de indigentes, ahora esta joya capitalina y Patrimonio Arquitectónico luce diferente. Tras su remodelación se convierte en un centro multicultural, al que los costarricenses y extranjeros podrán ingresar de forma gratuita.

Manrique Calvo, uno de los encargados de realizar estos trabajos, explicó que el proceso inició a finales de 2011 y estuvo compuesto por cuatro etapas.

“Había un problema de humedad que se tuvo que tratar de primero para continuar con el resto de trabajos. Limpieza de la azotea, creación de ducto elevador y luego los trabajos de remozamiento”, añadió.

Ahora el edificio cuenta con un estilo contemporáneo pero manteniendo detalles que recuerden la historia del mismo.

El ingeniero civil, Manuel Ordeñana, aseguró que se hizo una evaluación a nivel estructural pero no se determinaron mayores daños.