Última Hora

En un cuarto juego en dos actos, el equipo de Ferretería Brenes- Barva se convirtió en el nuevo monarca del baloncesto nacional al vencer 74-72 al equipo de Sanatura-Escazú.

Este cuarto encuentro inició la noche del sábado, pero varios apagones en el gimnasio sede de los escazuceños impidió que el juego finalizara y se debió suspender a falta de 1:47 para el final del segundo cuarto cuando el marcador estaba 36-30 a favor de Barva.

La reanudación del juego golpeó primero a los de Escazú pues Barva llegó a sacar una importante ventaja de hasta 13 puntos.

Durante el tercer cuarto Escazú se puso muy cerca en el marcador, cuando la diferencia llegó a 4 puntos. Sin embargo, la experiencia y la inteligencia de juego de los heredianos se impuso sobre el empuje de los josefinos al inicio del último cuarto.

El final del juego se tornó electrizante cuando los de Escazú llegaron a estar solo dos puntos debajo de Barva a falta de un minuto para que terminara el juego. Al detenerse el cronómetro Barva logró mantener la ventaja de tan solo dos puntos.

La serie final del baloncesto nacional se jugó al mejor de cinco juegos, es decir, el primer equipo que ganara tres juegos. Barva cumplió el objetivo sin necesidad de llegar a un quinto partido.

Copenae-San Ramón era el campeón vigente del baloncesto tico y ahora será sustituido por los barveños.