Última Hora

Los costarricenses que esperaron para observar la “superluna” la madrugada de este domingo, pudieron observar el satélite 14% más grande y 30% más brillante de lo normal.

Erick Sánchez, experto del Planetario de la Universidad de Costa Rica, indicó que se trata de un fenómeno normal, que se denomina perigeo, y lo define como “el punto más cercano de la Luna a la Tierra en su órbita”.

El especialista señala que el fenómeno es difícil de percibir a simple vista. “Para un ojo no entrenado, la diferencia fue difícil de notar”, añadió.

A eso de las 5:00 a. m., se estima que fue el momento en que la luna se observó más cerca, específicamente a una distancia de 355.000 kilómetros.

Quienes no pudieron observar el fenómeno de este fin de semana debido a distracciones o a cielos nublados tendrán que esperar hasta agosto de 2014 para la próxima oportunidad.