Última Hora

Árboles en medio del cemento, niños coloreando con tiza el suelo y una buena causa se unieron este sábado en la plaza de la cultura.

Una ong, un ente gubernamental y una empresa privada fueron los encargados de crear un bosque urbano en el corazón de la capital.

La actividad formó parte del día comunidad global, en el que los colaboradores del banco Citi salen a la calle a colaborar con diferentes causas.

En el país ellos estarán aportando 200 árboles, para ser sembrados dentro de una semana.

En coordinación con el sistema nacional de áreas de conservación se estará interviniendo el corredor paso de las lapas, entre Puriscal y Garabito de Puntarenas.

La actividad sabatina se consolidó mediante la ong árboles mágicos.

Actividades como ésta ayudan a visibilizar los diferentes esfuerzos verdes que se dan en el país.

Con música y un ambiente de fiesta muchos disfrutaron de un día de campo en medio de la ciudad.