Última Hora

Gracias a la cooperación del gobierno tico y colombiano, una mujer logró regresar hasta ese país sudamericano con su bebé recién nacido, el cual presenta varias complicaciones de salud y cuyo traslado debió darse en un avión ambulancia.

En esa aeronave viajó un grupo de médicos, quienes previo al vuelo, entubaron al menor de edad, pues según uno de los doctores, “la condición del menor hacía del traslado, algo muy peligroso”.

El menor nació la esta semana en el Hospital de las Mujeres y sufre de cinco fallas cardiacas. Pero pese a esto, el menor estaba en Costa Rica con vida y sin vigilancia médica.

Su madre, Natalia Rubio, originaria de Colombia, es consciente de que el pequeño Nicolás cuenta con pocas probabilidades de vida, pero aun así quiso darle todas las oportunidades posibles. Fue así como empezó las gestiones para solicitar la colaboración de los gobiernos de ambos países para trasladar a su hijo.

Los familiares harán la solicitud formal en las próximas horas, pues según un documento que poseen del hospital de niños no hay contraindicaciones para que el menor sea trasladado vía aérea.

De esta forma, ambos viajaron a suelo colombiano, donde esperan un milagro para salvar la vida del menor.