Última Hora

Internacional

Tahití se ganó el corazón de Brasil, admitió el DT Eddy Etaeta

Etaeta habló con la AFP el jueves en Rio de Janeiro, al término del partido con España en el legendario estadio Maracaná que acabó en derrota por 10-0.

AFP Agencia Hace 6/22/2013 1:32:00 PM

RÍO DE JANEIRO, 22 junio 2013 (AFP) - Se acerca la hora de la despedida para Tahití. El domingo a las 16H00 entrará en un estadio brasileño, el Arena Pernambuco de Recife (noreste), para disputar ante Uruguay su último partido de la Copa FIFA Confederaciones y su entrenador, Eddy Etaeta, lanza satisfecho: "nos hemos ganado el corazón de Brasil".

Etaeta habló con la AFP el jueves en Rio de Janeiro, al término del partido con España en el legendario estadio Maracaná que acabó en derrota por 10-0.

Los aficionados brasileños hicieron lo posible para evitar la sangría. Adoptaron a Tahití como si de Brasil se tratase, en especial a su arquero Mikael Roche, todo pundonor.

Roche acabó besando el césped del Maracaná, ovacionado por la grada y recibió el consuelo del arquero rival Pepe Reina.

No hubo apenas faltas e incluso los polinesios entregaron collares de flores a sus rivales. Todo fue bondad.

"Me emocionó muchísimo", confesó Etaeta, de 43 años, entrenador nacional desde 2010 y líder de un equipo en el que sólo hay un profesional.

"Me sorprendió agradablemente ver que, pese a que encajábamos goles y goles, siguieron apoyándonos. Aunque hemos perdido, nos hemos ganado el corazón de Brasil y quiero justamente dar las gracias al público brasileño", explicó.

La diferencia enorme entre los campeones del mundo y los polinesios no impidió que Etaeta, en declaraciones a varios medios, formulara su diagnóstico táctico.

"Queremos jugar al fútbol, pero no aprendemos. Cuando perdemos el balón nos olvidamos de defender mejor, de organizarnos mejor", argumentó.

La selección polinesia compite como campeona de Oceanía en este torneo que reúne al campeón del mundo, al anfitrión del próximo mundial, Brasil, y a los ganadores de los torneos continentales: Uruguay, Japón, México, Nigeria e Italia en calidad de vicecampeón europeo -España ganó la Eurocopa-2012-.

Demasiada desigualdad. Tahití ha encajado 16 goles en dos partidos -10 ante España, 6 ante Nigeria- y sabe que no escapará vivo ante Uruguay.

Para asegurarse un cómputo favorable en caso de empate con Nigeria o España, posibilidad existente, Uruguay "saldrá a atacar a cualquier precio y a marcar muchos goles para clasificarse", dijo Etaeta a la AFP, sin tener que explicar lo que eso puede significar para Tahití.

Etaeta no piensa alterar sus planes y cree que es necesario que los 23 jugadores de su plantilla se vayan de Brasil habiendo jugado unos minutos.

"La idea es hacer jugar a todos mis efectivos para que adquieran mucha experiencia y enseñanzas para el futuro", concluyó.