Última Hora

Internacional

La Sub-20 de Estados Unidos habla con acento mexicano

El vecino del sur es sin duda alguna la base e inspiración de un equipo donde más de la mitad de los integrantes del plantel, doce, tienen raíces familiares en México

AFP Agencia Hace 6/22/2013 10:57:00 AM

ESTAMBUL, 22 junio 2013 (AFP) - Ocegueda, Joya, Hernández, Villarreal o Gil: son algunos de los apellidos de la selección estadounidense que está disputando el Mundial Sub-20 en Turquía, donde perdió 4-1 el viernes ante España en el debut y donde una gran parte de jugadores tienen orígenes mexicanos.

El vecino del sur es sin duda alguna la base e inspiración de un equipo donde más de la mitad de los integrantes del plantel, doce, tienen raíces familiares en México. Entre ellos, los jugadores más importantes, con siete de ellos en el once titular con el que el equipo comenzó el viernes en el estreno en Estambul.

Cuatro de los integrantes del equipo han decidido además recorrer a la inversa el camino que emprendieron en su día sus padres, para dejar Estados Unidos e ir a vivir a México, para jugar en la liga del país azteca.

Es el caso por ejemplo del centrocampista Héctor Joya, titular y una de las principales figuras del equipo. Nació en San José (California) y se le presentó la oportunidad de jugar en el país de sus padres, México, donde viste los colores del Santos Laguna.

En la concentración del 'Team USA' en este Mundial Sub-20 también hay otro jugador de ese club, el atacante Daniel Cuevas, que vivió una historia similar y que es otro de los exponentes de esta generación de mexicano-estadounidenses, en la que se apoya el 'soccer' para seguir creciendo.

También juega en el país azteca el defensa Juan Pablo Ocegueda, en el Chivas de Guadalajara, después de haber nacido en el país del norte, en Riverside, también en California, de padres mexicanos.

El cuarto exponente de ese camino de ida y vuelta es el delantero Joaquín Hernández, nacido en Texas y que dejó inicialmente su ciudad natal de El Paso para pasar a Ciudad Juárez y jugar en los Indios. Luego fue captado por los juveniles del Monterrey, donde debutó con el primer equipo hace dos meses.

Otras de las estrellas mexicano-estadounidenses de este equipo Sub-20 sí se mantienen en clubes de su país de nacimiento, como el autor del soberbio gol ante los españoles, Luis Gil, que juega en el Real Salt Lake.

O el del delantero José Villarreal, otra pieza clave del equipo, que milita en las filas de Los Angeles Galaxy.

Tanto Gil como Villarreal brillaron con fuerza en el campeonato de la Concacaf de la categoría, en el que fueron incluidos en el once ideal del torneo y en el que Estados Unidos se estrelló precisamente ante México en la final, por 3-1, aunque eso no impidió su clasificación para Turquía-2013.

En esta ocasión, México y Estados Unidos no pueden cruzarse en su grupo de la primera fase, al ser equipos de la misma confederación. Los segundos, tras su derrota inicial ante España, intentarán corregir el rumbo el lunes contra otra de las favoritas, Francia, en la segunda jornada de la llave A.

El seleccionador de Estados Unidos en este torneo, Tab Ramos, conoce bien la circunstancia que vive la mitad de su plantel, ya que él mismo fue internacional con el país de las barras y estrellas, pese a haber nacido y vivido los primeros años de su vida en Uruguay.

"Forma parte de nuestra sociedad y es una tendencia que se ha ido dando en los últimos años, tener muchos jugadores con esa condición", ha explicado sobre cómo los latinos, y especialmente los mexicanos, están impulsando desde la base el fútbol en Estados Unidos.