Última Hora

El alcalde de Heredia sostiene que compraron una finca con instalaciones viejas para reubicar la feria del agricultor por varios atractivos.

Una de las justificaciones que se dieron para comprar esta finca y reubicar la feria del agricultor es que no se necesitaba ir a Secretaria Técnica Nacional (SETENA) para una viabilidad ambiental.

Las autoridades del ayuntamiento de Heredia así lo determinaron y por esta razón compraron la finca donde además del terreno habían edificaciones viejas propias de un beneficio de café que operó ahí muchos años atrás.

Por ejemplo, el argumento de la Dirección Operativa de la Municipalidad en una evaluación del inmueble indica en el punto 13 que se requiere hacer remodelaciones y mejoras. Asimismo, enfatiza que por ser obras de bajo impacto no necesitan ir a SETENA, pero son mejoras que en una primera licitación se valoraron en más de mil millones de colones.

También se deja ver en el acuerdo del Concejo como uno de los atractivos importantes para adquirir el inmueble es el no tener que hacer un estudio ambiental que tardaría mucho tiempo, incluso sigue siendo un argumento del acalde y autoridades de la municipalidad.

Sin embargo esa apreciación de la municipalidad es falsa, según lo indica el mismo director del SETENA.

Un estudio ambiental contempla no solo el impacto de la remodelación o construcción ya que una feria del agricultor que albergara a más de 10 mil personas provocará un impacto que debe ser estudiado y minimizado en el ambiente.

Entonces la feria del agricultor requiere de un estudio en cualquier terreno y la municipalidad por sí solo no puede eximirse del trámite, debe ser la SETENA que valore cada situación y se pronuncie.

Otro aspecto a tomar encuentra es que Tributación Directa hizo tres avalúos de la propiedad, el último fue de 1187 millones de colones. El cuál se hizo bajo el concepto de una expropiación por lo que se elevó el precio del inmueble en 134 millones de colones, es decir que el anterior avaluó fue de 1053 millones de colones.

En un inicio se iba a comprar por mutuo acuerdo, pero luego al justificarse una expropiación por interés público de la municipalidad, notificada a los peritos de Tributación Directa de Heredia el precio aumentó en 8700 el metro cuadrado del terreno.

Lo llamativo es que el alcalde dice que se hizo una compra directa o sea un acuerdo entre partes, que no necesitaban la expropiación forzosa y mucho menos aumentar el costo del bien. Aunque en el acuerdo del concejo de habla de expropiación

Sí fue una compra directa debieron haber tenido autorización de la Contraloría pero en los registros del ente contralor no hay ninguna autorización en ese sentido.