Última Hora

El pronunciamiento de la Contraloría General de la República que suspende la nueva refinería, no solo satisface a los principales críticos, si no, que alerta sobre seria debilidades en la función pública.

Esto luego de que el ente contralor comprobara el incumplimiento de la cláusula que prohíbe que el estudio de factibilidad sea realizado por una compañía relacionada con RECOPE o con la entidad China.

En el Congreso, explican que las investigaciones por este caso no deben detenerse.
Por el contrario, es urgente conocer el detalle de cómo se gastaron cerca de 50 millones de dólares en estudios.

Los opositores insisten en que esta fue otra acción tardía de Casa Presidencial.

Y que el país estuvo a punto de lanzarse al vacío con un proyecto de mil $500 millones, que no lograba dar garantía en una rebaja en el precio de los combustibles.

Mientras que en Zapote aún no se dan detalles de si China ya emitió algún criterio.