Última Hora

Este jueves la Contraloría General de la República frenó el proyecto de la refinería china que se pretende llevar a cabo en la provincia del Caribe.

A raíz de una denuncia presentada a la Contraloría, esta entidad comprobó el incumplimiento de la cláusula que prohíbe que el estudio de factibilidad sea realizado por una compañía relacionada con RECOPE o con la entidad china.

Dicho estudio fue realizado por la empresa HQCEC, subsidiaria de la compañía china CNPC, socia de RECOPE en este negocio de más de 1.500 millones de dólares.

Las primeras reacciones en el Congreso no se hicieron esperar, y varios diputados de Oposición mostraron su satisfacción tras el pronunciamiento de la Contraloría.

Uno de ellos fue el legislador del Frente Amplio, José María Villalta, quien dijo que “ya era hora de que la Contraloría actuara e hiciera cumplir la ley”, pues en su criterio, “al inicio fueron muy superficiales”.

Con respecto al apartado con el que se puso freno al contrato, Villalta dijo que “un estudio de factibilidad no lo puede hacer una parte que tiene interés en un negocio porque no sería objetivo”.

Aclaró que esto debe ser un llamado de atención al gobierno, para que frene por completo el proyecto y se reestructure por completo desde el inicio.

Además indicó que los responsables deben dar cuentas ante “la plata derrochada”, que se estima en $50 millones.

Manrique Oviedo, diputado del Partido Acción Ciudadana, señaló como fundamental para congelar el proyecto, “la fortaleza de los ciudadanos, quienes mostraron su oposición al proyecto”.

Asimismo, insistió en que el debate realizado en Telenoticias, entre Ottón Solís, y el presidente de RECOPE, sirvió para que los costarricenses aclararan su panorama con respecto a la forma en que se estaba desarrollando el proyecto.

El libertario Danilo Cubero, exigió la renuncia del jercarca de RECOPE. Mientras que el jefe de fracción de Liberación Nacional, Edgardo Araya, señaló que se debe seguir con la investigación respecto a este negocio.