Última Hora

La prueba de fuego en la cocina se coció lentamente, pues cada equipo tuvo un tiempo de solo dos horas para preparar entrada, plato fuerte y postre.

Mientras los asistentes al evento se comían las uñas a la espera de cómo le iría a su equipo, en el módulo número 1, la delegación estadounidense muy tranquila, hacía su mejor esfuerzo por trabajar rápida, pero efectivamente.

Los jueces no separaron los ojos de los participantes, y gracias a eso, se llevaron una muy buena impresión.

Finalmente terminaron de manera exitosa su trabajo, y el paso a seguir era que los encargados, llevaran los platillos preparados a los exigentes jueces de esta prestigiosa competencia.

Aún ninguno podía dar alguna impresión de lo que probó, pues faltaba calificar a los equipos restantes.

Mientras tanto los españoles corrían con su receta, para poder terminar a tiempo, ya que uno de los puntos a calificar en este concurso es la puntualidad, además de la técnica que utilicen.

Así continuaron su labor, con muchísimo orden y limpieza porque otro de los rubros importantes es la higiene con la que obligatoriamente se debe trabajar. Ellos lo hicieron ver sencillo, pero esta faena tuvo su dificultad.

Seguro que ese deseo lo tiene todas y cada una de las delegaciones, y los muchachos de Perú no son la excepción. Pusieron todo de su parte para que el resultado fuera el más favorable. Procuraron preparar los platos acorde a las exigencias de la competencia, e igual que los equipos anteriores trabajaron con mucho orden y limpieza.

Todo transcurría con normalidad hasta que un pequeño fallo, puso en peligro su participación.

Tuvieron un retraso de cinco minutos, y eso en puntos, desafortunadamente significa bastante

Eso puede ser una señal de que todo está perdido, pero para conocer realmente el resultado de ellos y de la participación de Costa Rica, habrá que estar muy atento, porque este viernes, a eso de las 4 p.m., ya habrá equipo ganador, soberano de la Primera Copa Culinaria, Mundial Junior.