Última Hora

Edgardo Araya, jefe de la bancada de Liberación Nacional, no guarda silencio en relación a la nueva refinería y calificó como de "precaución el proyecto".

Pero además, reconoció que varios de sus 23 compañeros le han externado preocupación por el proyecto.
Araya ya le ha llevado la contraria al Gobierno. De hecho fue de los primeros diputados oficialistas en oponerse a la concesión San José San Ramón.

Asegura que si termina de recopilar información que le garantice que el proyecto afecta al pueblo, no dudada en dar nuevamente la espalda.

El que si guarda silencio es el presidente del Congreso y también liberacionistas, Luis Fernando Mendoza. Quien frenó la moción del diputado Luis Fishman para pedirle cuentas a los funcionarios de Gobierno, por este proyecto con china que sería de unos mil $300 millones.

En varias ocasiones solicitamos hablar con él, pero su asesora insistió en que no podía.
Fishman asegura que por temor, el actual presidente rechazó la moción. Otros diputados verdiblancos prefirieron no dar detalle.

Los representantes de las otras siete bancadas han dejado claro que no avalan el proyecto.