Última Hora

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) decidió rebajar en ¢4 el margen de ganancia de los empresarios de combustible en el país.

La medida fue recibida con descontento por parte de los representantes de la Cámara de Empresarios de Combustible, quienes desde ya alistan una serie de medidas de presión en oposición a esta resolución.

Así lo señaló José Miguel Masis, representante de los gasolineros a Teletica.com, quien dijo que “la la huelga en las estaciones es una medida que posiblemente se vaya a tomar, apenas se publique la rebaja”.

Problema con modelo de cálculo

En diciembre anterior, la ARESEP recibió una solicitud para aumentar el margen de ganancia de las estaciones de servicio en ¢16.

Ante el análisis de la propuesta, lo que determinó la Autoridad Reguladora, fue disminuir en ¢6 colones ese margen de ganancia.

Con esta resolución llegó una primera amenaza de protesta por parte de los empresarios de combustible, quienes se oponían a este ajuste.

Ellos presentaron un recurso de apelación en el que argumentaban revisión en el valor del tamaño del terreno, depreciación y rentabilidad; en una discusión que incluyó el modelo utilizado para la aplicación del margen.

“Lejos de la revisión de las variables que en este momento se están conociendo en este proceso de modelaje, en la revisión que ellos hacen, aplican una disminución a un margen que ellos aprobaron en 2011, el cual alegan que fue mal otorgado. Ese error de ellos, nos lo quieren endilgar a nosotros”, dijo Masis.

Este martes, la Junta Directiva de ARESEP resolvió el recurso y acordó dejar en firme la rebaja.

El representante de los gasolineros señala que esa disminución pone en riesgo a una buena parte de expendedores, quienes tendrían que aplicar medidas, entre ellas, el recorte de personal y disminución en el servicio.

“No operaremos hasta que las condiciones económicas favorezcan”

Los gasolineros afirman tener el apoyo de los transportistas de combustible. “Hay un desazón fuerte en el sector al conocer esta noticia, no pretendemos llevar perjuicio a los consumidores pero vamos a defender nuestros derechos”, sentenció Masis.

La vocera de ARESEP, consultada al respecto, dijo que agotada la vía administrativa, el próximo paso que podrían tomar los transportistas es llevar el caso a juicio contencioso administrativo.

“El cierre de una estación de manera arbitraria, es incumplimiento de obligaciones de operador de servicio, son actos ilegales, en el momento en que haya suspensión, que el usuario lo reporte y se aplicará un proceso administrativo sancionatorio”, dijo Carolina Mora.

El suministro de combustible es un servicio público que debe brindarse de forma continua. Los empresarios del combustible, dicen tener claro esa situación, pero no renunciarán a suspensiones de servicio, pues están en “derecho de defender su trabajo”.

En los próximos días este sector estaría dando a conocer sus próximos pasos en relación con este tema.