Última Hora

La Copa Culinaria Mundial Junior, es un prestigioso evento gastronómico que se está realizando por primera vez en Latinoamérica y a nivel mundial también es la primera vez, en la categoría para jóvenes.

Participan once diferentes países, todos conformados por un equipo de cuatro participantes y un mánager cada uno.

La primera prueba fue en la modalidad de bandeja fría, y si ya por sí solo esto fue retador, a los participantes de México se les puso aún más cuesta arriba.

Sin embargo, eso no impidió que entre todos lograran recuperar lo que quedó y presentar de manera impecable su trabajo. Éste ejemplo de hermandad, se dio también entre los participantes de países como el nuestro y España, quienes también cocinaron una bonita amistad.

¿Qué sí estuvo difícil? Para lograr la mayor cantidad de puntos posible, cada equipo debió colocar minuciosamente los ingredientes de su bandeja, eso, sin importar lo diminutos que fueran pues para eso, utilizan implementos de cocina como pinzas. Al mínimo error en la ubicación entre cada uno, ellos se encargan de empezar de cero, si es necesario.

Luego cada plato es revisado por un juez, quién es acompañado por el mánager de cada equipo. Él da su punto de vista y retroalimenta a los muchachos. Aún en esa etapa no pueden dar un veredicto, pero sí su apreciación de lo que vieron.

Eso es alentador, pero tampoco estas jóvenes promesas deben confiarse.
Pero quién sobresaldrá, lo veremos pronto, porque faltan los platos calientes de ésta competencia que aún está a fuego lento.