Última Hora

Cuando a uno se le quedan las llaves dentro del carro y no está preparado, las soluciones son dos: o jugar de amigo de lo ajeno e intentar abrirlo, o buscar a un cerrajero.

Para que no tenga que hacer ninguna de las dos cosas, escuchemos un consejo de "Lucy, la mecánica".

Ella recomienda tener guardada en la cartera o billetera una copia de la llave del vehículo. Esta idea podría pegarle una “salvada”.