Última Hora

Las enfermedades son escenas típicas de esta temporada. Por si no lo ha notado, prepárese y tome medidas, estamos ingresando a esa época del año en la que el clima le juega una mala pasada a la salud de nuestros pequeños.

Es la temporada de mojarse, llevarse baldazos y eso tiene como consecuencia que virus y bacterias hagan de las suyas.

“Se pueden disparar los casos de diarreas, fiebre, inapetencias. También se puede ver a bebés menores de un año con apretazón de pecho, y problemas respiratorios”, indicó el Dr. Arturo Solís, pediatra neumólogo.

Dependiendo del tipo de virus, el peor momento ocurre a las 72 horas del contagio, en total, según el doctor. Entre contagio, desarrollo y recuperación, la odisea puede tardarse una semana completa.

Tome las medidas pertinentes, ganémosle la partida a las enfermedades estacionales para que nuestros hijos sigan teniendo un muy buen día.