Última Hora

Una perra callejera costarricense viajará miles de kilómetros para encontrarse con la persona que le salvó la vida.

Muchos dicen que el amor no tiene edad, pero en el caso de "Tica" tampoco tiene fronteras.

Hace 2 meses alguien pateó a esta perrita hasta casi provocarle la muerte.

Los golpes dejaron secuelas: tica tuvo un glaucoma que la dejó completamente ciega y los músculos de su costado quedaron separados.

Pero no todo es sufrimiento: en medio del dolor, esta perrita callejera encontró a un buen samaritano. Un turista canadiense que pasaba por la zona la recogió y la llevó a un refugio de animales.

Pero la historia no termina ahí. Peter Mackenzie, el turista canadiense regresó a su país sintiendo que algo le faltaba. Ese algo era Tica y por eso decidió llevársela para Canadá.

Aunque a la perrita le ha costado adaptarse a la ceguera, ella ya tiene el visto bueno de los veterinarios del refugio para viajar miles de kilómetros y encontrarse con su nueva familia.

En el refugio de San Rafael de Heredia hay más de 150 animales que todavía esperan encontrar un dueño. Quizá no todos tengan una historia como la de Tica, pero de seguro serán muy buena compañía.

Eso sí hay requisitos: para adoptar usted debe dar una contribución voluntaria de 5 mil colones al refugio para compra de alimentos y debe comprometerse a darle cariño de por vida a su nueva mascota.