Última Hora

Los ambientalistas aseguran que construir en las tierras indígenas compradas por Antonio Álvarez Desanti en Panamá afectaría a especies en peligro de extinción.

Las 686 hectáreas de territorio indígena panameño compradas por Desanti tienen alto valor ecológico.

La compra del terreno fue dada a conocer por el diario panameño La Prensa. En la publicación, los indígenas del poblado de Kusapín afirman haber sido engañados para ceder el terreno.

En las 4 fincas compradas por Álvarez Desanti para construir un proyecto turístico, hay humedales y sitios de anidación de tortugas carey lo que convierte la zona en una de las más importantes de Centroamérica.

Según los expertos, construir cualquier tipo de proyecto alteraría el ecosistema. Y para hacerlo deberían empezar por hacer carreteras y llevar electricidad, ya que en la actualidad la zona no lo tiene.

Según fuentes del diario panameño, el trámite de la compra de los terrenos se hizo de forma relámpago y en condiciones sospechosas.

El diputado José María Villalta asegura que la compra de los terrenos por parte de Álvarez Desanti es una traición a los pueblos indígenas.

Los territorios indígenas comprados por Álvarez Desanti en Panamá, se convertirían en un hotel valorado en más de 40 millones de dólares.