Última Hora

Quizás la entrada de la noticia publicada en BBC Mundo parezca alentadora, se habla de los positivos índices sociales y económicos de Costa Rica, desde esperanza de vida hasta ingreso per cápita; sin embargo, el desarrollo de la publicación desinfla esas expectativas.

En un amplio texto publicado este lunes, el portal británico aborda la problemática del país, que por su posición geográfica resulta la autopista para el tránsito a gran velocidad de las drogas desde el sur hacia el norte de América.

“El narcotráfico está tratando de penetrar con fuerza su territorio. Y lo está consiguiendo”, reza la noticia, al tiempo que replica las ocasiones en las que autoridades nacionales, incluida la presidenta Chinchilla, han reconocido el ataque del que Costa Rica es objetivo.

El caso en que la mandataria debió dar la cara para aclarar por qué se le acusaba por usar en dos ocasiones el avión de un narcotraficante forma parte de los ejemplos con que ejemplifican “cuánto había penetrado el narco en su país”.

De nuevo, el caso de Liberty Reserve, calificado por Estados Unidos como el mayor de lavado de dinero del mundo, va de la mano con el nombre de Costa Rica. La razón es simple y por muchos conocida: la empresa tenía su base en Costa Rica, y por ende se asegura que todo se realizaba desde aquí.

Alejandro Jiménez, alias “El Palidejo”, es según BBC, una muestra más de que al país con los mejores índices de Centroamérica está, “en la mira” ni más ni menos que del narco. El asesinato del conocido cantautor argentino, Facundo Cabral, lanzó públicamente al costarricense como enlace del Cartel de Sinaloa y los colombianos “Rastrojos”.

Enemigo añejo

BBC Mundo va más allá de quedar en la concepción por muchos difundida de que el problema es parte de los años dos mil. Pues, al citar al reporte "Costa Rica in the Crosshairs", del analista de seguridad Michael Porth, se asegura que las raíces se encuentran en los 80.

“El primer gran salto se presentó en 1986. Ese año, las autoridades advirtieron un aumento sin precedentes en los decomisos de droga: de 30 a 40 kilos anuales se pasó a 600”, se puede leer en el escrito.

Este señala además que el principal puerto para estos ilegales atraques es Limón, puntualmente en la zona de Tortuguero una zona de Parque Nacional cribada de canales, situada sobre el Mar Caribe, en la frontera con Nicaragua.

Una a una, BBC desglosa las razones por las que las tierras costarricenses no son solo un punto de paso, sino una bodega e incluso terminal de exportación de drogas. El fenómeno, adelantan, viene acompañado de la entrada al país, cada vez más constante, de capos mexicano que llegar a vivir aquí.

Eso sí, la noticia hace una salvedad, según el criterio de versados en el tema del narcotráfico en la región, y es que la ausencia de ejército no ha sido trampolín para el crecimiento de este negocio, ni han hecho a Costa Rica más vulnerable.

Los cambios sociales, aseguran, no se han podido esquivar. “Como lo saben hasta la saciedad países como Colombia y México, el precio a pagar no sólo se mide en número de muertes o en toneladas de cocaína. Se mide además en profundas, a veces irreparables, rasgaduras al tejido social”.