Última Hora

Internacional

Maduro propone al papa una alianza para operar la vista a los más pobres

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso hoy al papa Francisco una alianza entre la Santa Sede y la República Bolivariana para extender en el mundo la llamada "Misión Milagro"...

Agencia EFE Hace 6/17/2013 3:31:00 PM

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso hoy al papa Francisco una alianza entre la Santa Sede y la República Bolivariana para extender en el mundo la llamada "Misión Milagro", una iniciativa que opera la vista gratuitamente a personas de escasos recursos.

Maduro hizo estas declaraciones durante su comparecencia ante la comunidad ítalo-venezolana en Roma, después de que el papa le recibiera en audiencia privada en el Vaticano y tras su encuentro esta tarde con el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano.

La "Misión Milagro" es una iniciativa de Cuba a la que se adhirió Venezuela para devolver la visión u operar de problemas visuales a enfermos sin recursos, de la que se han beneficiado más de un millón y medio de latinoamericanos.

La iniciativa fue una de las primeras "misiones" lanzadas por Chávez y se convirtió rápidamente en un programa social emblemático de sus 14 años al frente de Venezuela, durante los cuales implementó numerosos programas de apoyo a los más pobres que le valieron un amplio apoyo electoral.

"He entregado un documento oficial a la Santa Sede (...) He propuesto una alianza social entre la Santa Sede y el Gobierno de la República Bolivariana (para llevar adelante la Misión Milagro)", subrayó.

Maduro sostuvo que esa alianza podría trasladarse a otros campos de acción como la educación.
El líder de Venezuela, que ganó las elecciones el pasado 14 de abril por un estrecho margen de votos, aseguró que sería conveniente tomar el ejemplo ya conocido y llevar adelante este proyecto sobre la vista, junto a la Santa Sede, en África y en Asia "y en el resto del mundo".

Calificó la reunión de veinte minutos que mantuvo con el papa de "extraordinaria" y agregó que durante la misma hablaron del fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez, con "mucho sentimiento y mucha admiración".

Para Maduro, el papa argentino es una persona "extremadamente humilde" y relató a los asistentes que Jorge Mario Bergoglio le comentó que no aspiraba a ser papa y que durante el cónclave aconsejó a los cardenales que no votasen por él.

En cuanto a su cita con Napolitano, el mandatario latinoamericano aseveró que abordaron temas bilaterales y de cooperación en todos los sectores entre ambos países.

A pesar de su apretada agenda, Maduro refirió que tuvo tiempo para visitar la tumba del pensador marxista italiano, Antonio Gramsci.