Última Hora

Mejorando la Casa, fue uno de los programas estrella de la década de los noventa. Desde su creación en 1991, hasta su último capítulo, el 25 de mayo de 1999, la serie estuvo entre los primeros diez lugares de audiencia, ganando premios y cosechando seguidores.

El programa fue creado a partir de los monólogos de comedia de Tim Allen quien, gracias a él se convirtió en una de las estrellas más exitosas del mundo, pero esto casi no sucede.

Años antes, en 1978, Allen era arrestado en un aeropuerto, con 650 gramos de cocaína encima. El actor se declara culpable del cargo de tráfico de drogas y, a cambio de denunciar a otros traficantes, recibe una sentencia de 3 a 7 años, en lugar de ser encerrado de por vida. Allen saldría libre tras poco más de dos años.

Ya en temas más alegres, el programa también fue responsable de lanzar la carrera televisiva de otro de los íconos de los años noventa.

Volviendo a la serie. Uno de los mayores misterios, era el rostro del enigmático vecino Wilson, quien siempre aparecía cubierto por algún objeto que imposibilitaba su reconocimiento.

Al final, la serie terminó simplemente porque le había llegado su hora, no sin antes informarnos que el hijo menor de la casa, decidía irse de intercambio, nada más y nada menos que a Costa Rica.

Mejorando la Casa, una de esas series que vino, vio y conquistó los televisores de todos durante una década.