Última Hora

Silencio incómodo ese sin duda es el mejor adjetivo que le cabe al momento en que Miss Utah se quedará sin palabras al tratar de responder la pregunta en la gala de Miss Estados Unidos.

Durante la ceremonia, Marissa Powell se quedó sin las palabras correctas al tratar de contestar la pregunta final.

La interrogante era sobre la desigualdad salarial que sufren las mujeres en la sociedad, pese a ser las principales responsables de la mayoría de las familias. Ante eso la Miss empezó a contestar, y la verdad no sabemos muy claro que dijo.

Un poco su respuesta fue por acá: "Creo que podemos relacionar esto con la educación, y en cómo continuamos intentando tratar... de... [silencio y sonrisa incómoda] descubrir como crear trabajos ahora mismo. Ese es el mayor problema ahora mismo. Yo creo que, sobre todo, los hombres son... eh... vistos como los líderes de esto, así que necesitamos ver cómo... crear educación mejor. De modo que podamos resolver este problema. Gracias". 

Esto no es la primera vez que pasa, pues definitivamente muchas Miss alrededor del mundo sufren del este mal, para darle lógica a sus respuesta. No hay quién olvide a Giusue Gozzarelli (Concurso Miss Panamá 2009) con su célebre frase: "Confusio un chino japonés que invento la confusión".