Última Hora

El Ministerio de Salud entregará filtros a 720 familias guanacastecas afectadas por la alta concentración de arsénico en el agua.

Las autoridades iniciaron una investigación para determinar posibles efectos negativos en la población.

El arsénico es un metaloide que está presente de forma natural en aguas subterráneas y puede ser muy tóxico si se consume en grandes cantidades.

No se recomienda un consumo mayor a 10 microgramos por cada litro de agua. Sin embargo, en comunidades como Aguascalientes de Bagaces, ese nivel llega hasta 80 microgramos. Según los expertos, la concentración de arsénico en el agua de Guanacaste podría explicarse por la cercanía de volcanes.

Ante esta situación y por recomendación internacional, el Ministerio de Salud entregará filtros a las familias afectadas, sobre todo en Bagaces.

Según la Organización Mundial de la Salud, la exposición prolongada al arsénico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones cutáneas.

Aunque el consumo de agua con altas dosis de arsénico se ha relacionado con casos de insuficiencia renal en la zona de Guanacaste, las autoridades sanitarias no lo confirman. En un año conocerán los resultados de una investigación sobre los efectos que este elemento puede tener en la salud de las personas.

La investigación tardará por lo menos un año.