Última Hora

El rostro amigable y feliz que la noche del sábado recibió dos marcas mundiales, es el mismo que ha acompañado a los costarricenses durante los últimos 50 años. El de doña Inés Sánchez de Revuelta.

La señora de la televisión y el programa que la hicieron una de las caras más conocidas del país, recibieron los galardones que la certifican, a ella como la presentadora más longeva al frente de un programa educativo en la pantalla chica, y a Teleclub como el programa educativo con más años de transmisión.

Los reconocimientos le fueron entregados a doña Inés por el representante de los Récords Guinness para América Latina, quien viajó desde Londres para participar en la ceremonia.

La entrega de los galardones marcó el final de un largo proceso que incluyó trámites y pruebas, para demostrar que tanto ella como Teleclub, han hecho historia.

En este camino fue fundamental la participación de expresidentes, como Abel Pacheco y la actual mandataria, Laura Chinchilla, quienes enviaron cartas a la organización dando fe de las bondades de Teleclub.

Doña Inés cerró la noche con una frase corta, pero contundente, fiel reflejo del estilo que se ha convertido en su sello personal.

El nombre de Inés Sánchez y el de Teleclub ya forman parte de la historia, pero no será sino hasta el 2015 que aparecerán en el libro de los Récords, pues la edición del 2014 ya fue cerrada.