Última Hora

Telenoticias reveló que una bodega del Congreso guarda más de mil botellas de licores finos, con valor superior a los 7 millones de colones que se añejan y no se pueden usar.

El Congreso la tiene como un gasto ocioso, perdido y hasta hace unos meses sin posibilidad de darle un mejor destino.

Tras los reportajes el Directorio anterior, encabezado por Víctor Emilio Granados dejó casi lista la donación al IMAS de los licores para que fueran usados en instituciones de bien social, pero al llegar el nuevo Directorio el proceso se frenó.

Aunque el presidente Luis Fernando Mendoza asegura que se va a deshacer de ellos, existen dudas de la forma para hacerlo.

De hecho en mes y medio, Mendoza y el resto de diputados del Directorio no han tocado el tema.

Esta posición del nuevo directorio fue criticada por el expresidente Víctor Emilio Granados, quien se había comprometido a sacar las mil botellas de licores finos del Congreso.

Por su parte, Mendoza dio su palabra que para la próxima semana el caso de los licores será objeto de discusión en la reunión de Directorio.

El Congreso debe deshacerse de ellos ya que desde el 2002 existe una Resolución para no ingerir licores que no sean vinos en actos oficiales y champagne el primero de mayo.

Pero la bodega del Congreso guarda whiskys caros, cremas, vodka y ron de todo tipo que tienen años empolvándose.