Última Hora

Internacional

EEUU advierte a Siria por las armas químicas y Rusia defiende a Damasco

EEUU acusó por primera vez a Siria de utilizar armas químicas contra los rebeldes, a quienes prometió una ayuda militar, mientras Rusia calificaba de "no convincentes" las acusaciones norteamericanas...

AFP Agencia Hace 6/14/2013 12:30:00 PM

EEUU acusó por primera vez a Siria de utilizar armas químicas contra los rebeldes, a quienes prometió una ayuda militar, mientras Rusia calificaba de "no convincentes" las acusaciones norteamericanas y el régimen sirio las tildaba de mentirosas.

"La Casa Blanca publicó un comunicado lleno de mentiras sobre el uso de armas químicas en Siria, basándose en informaciones amañadas con las que intentó hacer recaer sobre el Gobierno sirio la responsabilidad de tal utilización", afirmó la agencia oficial Sana, citando a un responsable del Ministerio de Exteriores sirio.

Éste aseguró que las acusaciones surgen "después de unos informes que afirman que los grupos terroristas armados activos en Siria (rebeldes) están en posesión de armas químicas mortales y de la tecnología necesaria para su fabricación". El responsable sirio también criticó la decisión de Washington de armar a los rebeldes. "La decisión estadounidenses de armar a grupos terroristas armados demuestra (...) la implicación directa de EEUU en el baño de sangre sirio".

"Esto plantea serios interrogantes sobre su buena fe a la hora de contribuir a encontrar una solución política a la crisis en Siria", añadió el responsable citado. "Atizan el terrorismo al armar a los grupos terroristas que siguen perpetrando crímenes contra los sirios con el apoyo de EEUU y de sus aliados". El régimen sirio había acusado en marzo pasado a los rebeldes de recurrir a armas químicas en la región de Alepo (norte) y había rechazado una investigación de la ONU sobre armas químicas en el conjunto del territorio sirio.

Por su parte, el consejero adjunto de seguridad nacional del presidente norteamericano, Barack Obama, afirmó el jueves que los servicios de inteligencia estadounidenses habían llegado a la conclusión de que el régimen de Asad" ha usado armas químicas, entre ellas,gas sarín, en pequeña escala, contra la oposición en múltiples ocasiones en lo que va de año".

Según el Gobierno de EEUU, entre 100 y 150 personas, como mínimo, han fallecido en ataques con armas químicas, precisó el consejero adjunto en un comunicado. "El presidente ha dicho claramente que el uso de armas químicas o la transferencia de armas químicas a grupos terroristas, es una línea roja para EEUU", explicó el consejero Ben Rhodes.

"El presidente ha afirmado que el recurso a armas químicas cambia su ecuación, y éste es el caso", dijo Rhodes, quien añadió que la Casa Blanca no ha tomado aún una decisión sobre la imposición eventual de una zona de exclusión aérea, reclamada por la oposición para hacer frente a la poderosa fuerza aérea de Asad.

Pero, según el periódico neoyorquino The Wall Street Journal, los responsables militares estadounidenses propusieron implantar una pequeña zona de exclusión aérea, que cubriría los campamentos de entrenamiento de los insurgentes. La zona avanzaría unos 40 kilómetros hacia el interior de Siria y sería de hecho vigilada por aviones artillados con misiles aire-aire.

-LAS PRUEBAS DE OBAMA NO CONVENCIERON A LOS RUSOS-
El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussem, pidió este viernes a las autoridades sirias que permitan a la ONU investigar las acusaciones de uso de armas químicas. "Urge que el régimen sirio deje a la ONU investigar el uso de armas químicas", afirmó Rasmussen en su cuenta de Twitter, calificando de "totalmente inaceptable" el recurso a ese tipo de armas.

Pero el consejero diplomático del Kremlin, Yuri Ushakov, estimó que las acusaciones de EEUU "no son convincentes". "Lo diremos claramente: lo que presentaron los estadounidenses no nos parece convincente", dijo, y añadió que la decisión estadounidense de aumentar la ayuda a los rebeldes "complicará" los esfuerzos de paz, aludiendo a la conferencia internacional sobre Siria que Moscú y Washington intentan organizar desde hace varias semanas.

La Unión Europea afirmó que las nuevas acusaciones "hacen más necesario el despliegue de una misión de verificación de Naciones Unidas en Siria", dijo una portavoz de Catherine Ashton, la jefa de la diplomacia europea. Desde que comenzó el conflicto sirio en marzo de 2011, más de 93.000 personas han perdido la vida, aseguró la ONU al publicar el jueves su último balance, una cifra similar a la del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Entre los fallecidos, hay al menos 6.500 niños.