Última Hora

Su nombre es Clark Jiménez, de 31 años.

Siempre le gustó la cocina, pero por una de esas emergencias económicas, encontró otro camino que le fascinó, y comenzó a trabajar como bartender.

Le puso amor a ese trabajo y en poco tiempo se convirtió en todo un experto de la coctelería, lo que lo llevó a disputar la final del Worl Class Costa Rica 2013, algo así como el campeonato nacional, donde participaron otros nueve bartenders.

Esa pasión con la que ha trabajado durante estos años de bartender, rindió sus frutos, y al ganar el primer lugar, competirá en el World Class Global, una competencia a nivel mundial en un crucero por el Mediterráneo.

Poder representar a Costa Rica haciendo lo que se ama, ese es el principal premio para Clark, y nos sirve de ejemplo para buscar la excelencia en cualquier cosa que hagamos.