Última Hora

Un colegio herediano se convirtió en el primer centro educativo en reciclar toda el agua que utilizan.

Con el agua hay un dilema. Cuando escasea genera muchas incomodidades, pero cuando sobra también se convierte en un dolor de cabeza.

En el Liceo Regional de Flores encontraron un punto medio con el que todos salen ganando y gracias a florida bebidas.

La empresa instaló un sistema que capta el agua llovida a través de los bajantes y la almacena en un tanque con capacidad para 10.000 litro.

Suficiente para abastecer los inodoros y lavamanos de seis baños que utilizan los colegiales.

Florida Bebidas también cambió los inodoros viejos por 23 nuevos que consumen menos agua, además de 9 grifos que se detienen de forma automática.

Todo esto permitirá ahorrar más de ocho millones de litros de agua al año, más o menos lo que consumen 23 casas.

De esta forma el colegio se ahorrará un millón cuatrocientos mil colones en sus recibos.

La intención de Florida Bebidas y del Ministerio de Educación es que este tipo de iniciativas motiven a otras empresas a implementar proyectos similares.

Pero también que los estudiantes hagan conciencia sobre la necesidad de cuidar el agua y lleven la idea a sus casas.