Última Hora

La joven que denunció haber sido secuestrada por varios hombres en San Ramón la semana anterior, fue detenida por las autoridades por simulación del delito.

La joven de 19 años de apellido Rodríguez Castro vecina de Grecia, y quien había dicho que fue víctima de secuestro en San Ramón, fue detenida en calidad de acusada de simulación de delito por parte de los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de San Ramón.

Y es que luego de que los agentes tomaran en sus manos el caso y realizaran una amplia investigación referente al supuesto caso de rapto que denunciaba la joven y su familia, determinaran que no era real.

Los supuestos hechos ocurrieron el 37 de mayo a eso de las 10:00 de la mañana, cuando salía de clases en la sede de la Universidad de Costa Rica (UCR) en San Ramón.

Según ella vio a un pequeño solo llorando en un callejón, y cuando se acercó para ayudarlo personas desconocidas le taparon la boca y nariz con un trapo y la subieron a una buseta.

En la investigación en torno al niño que lloraba, se logró ubicar un video de una cámara de seguridad, que está dirigido al sitio donde estaba el supuesto menor y no se observa ninguna imagen, ni de ella ni del niño. Además ese día la denunciante no asistió a clases. Sobre el cabello, se logró ubicar un salón de belleza, donde la denunciante había sacado una cita para teñirse el cabello rojo, sin embargo ella luego canceló la cita. En una cámara de seguridad de la estación de autobuses se observa a la joven abordando un autobús sola hacia Puntarenas, poco después del mediodía.

El dictamen emitido por el médico forense, indica que la "denunciante" no presenta lesiones compatibles a los hechos narrados, como que estuvo atada, rasguños moretones, a causa de algún forcejeo o porque corrió entre la maleza.

Cabe destacar que por la gravedad de los hechos varios investigadores de la subdelegación de San Ramón, estuvieron casi a tiempo completo en la investigación, además que la ofendida fue debidamente atendida por el fiscal y médico legal. Incluso la noticia fue difundida por varios noticieros y causó mucha consternación a nivel local, al punto de que muchas estudiantes de dicha sede estaban muy temerosas y hasta cambiaron sus hábitos.

La joven fue citada por el OIJ a eso de las 7:30 de la mañana, sin imaginarse que sería reseñada por las autoridades y de inmediato trasladad al Ministerio Público donde sería indagada por el fiscal.

Ahora esta pendiente la audiencia con el juzgado penal para que determine qué tipo de medidas cautelares dictará en su contra.