Última Hora

Iris Franco y Jeannette Murillo tenían varios años de trabajar en botadero de basura de Liberia. Pero ahora recorren las calles de la ciudad ganando dinero de otra manera: reciclando.

Ellas forman parte de los 14 buzos que dejaron el botadero para sumarse a un proyecto de reciclaje.

El proyecto para buscar otra solución de empleo para los buzos, cuenta con el apoyo de las asociaciones Acepesa, Arelis y la Municipalidad de Liberia.

Recientemente se donó a Arelis, la Asociación de recicladores de Liberia, bicicletas para que trabajen en parejas.

En el botadero de basura hay unos 50 buzos, la intención es que poco a poco se unan a esta iniciativa.

El Ministerio de Salud dio un plazo de año y medio a la Municipalidad de Liberia para cerrar el botadero, de ahí en buscar algunas soluciones de empleo para los buzos.

En Liberia se está trabajando en algunos proyectos para crear conciencia en la población sobre la importancia del reciclar.

Quienes integran Arelis esperan contar con el apoyo de los liberianos y así no volver a botadero.