Última Hora

Que OAS renuncie al cobro del lucro cesante; es la condición que ponen las autoridades de gobierno para que se finiquite el contrato de concesión para los trabajos en la ruta a San Ramón.

Días atrás, la empresa brasileña indicó que requería al menos el reconocimiento de $45 millones, tras los gastos incurridos como parte de los trabajos para iniciar las obras.

El ministro de Planificación, Roberto Gallardo explicó este martes que “para que haya mutuo acuerdo debe haber renuncia explícita en el finiquito”.

Gallardo además señaló que el lucro cesante es la proyección que la empresa hace sobre lo que podía ganar a futuro con la concesión.

El lunes, el gobierno envió una carta a OAS, donde aclara que no se cobrará lucro cesante, además solicitan información como facturas que comprueben los gastos de $45 millones.

Trascendió que las autoridades pusieron un plazo de 15 días para que OAS dé su respuesta.

Consultada sobre este tema, la presidenta Laura Chinchilla dijo que lo ideal es buscar la opción más barata para el Estado.

Chinchilla también señaló que cualquier juicio alrededor de este caso, “impedirá que el Estado pueda entrar a arreglar la carretera”.