Última Hora

Todavía es temprano, son las 4 de la tarde. Nos preparamos para entrar a esos lugares que nadie ve de uno de los circos más famoso del mundo, donde la magia comienza a gestarse horas antes de cada espectáculo.

Los 50 artistas, deben estar en la carpa de calentamiento y vestuario hora y media antes del show, pero la mayoría llega mucho antes a ejercitarse, o practicar el número. 

Gordon White, comienza a preparar a “La Vigie”, desde esa hora. El dura dos horas maquillándose, su personaje, uno de los principales, es el que lleva el maquillaje más complejo. Aquí todos los artistas se maquillan por sí mismos.

Mientras Gordon se convierte en “La Vigie”, otro departamento muy importante se prepara para la noche, el de vestuario.

Marcell es el jefe de vestuario de Varekai. Él se encarga de que todo luzca perfecto, y se mantenga la esencia del espectáculo diseñado hace 10 años.

El vestuario despierta esa magia de circo, pero también debe ser diseñado para comodidad del artista, máxime en un espectáculo tan físico como este. Para eso se necesita mucho trabajo en equipo.

Conforme pasan los minutos, comienzan a llegar más artistas.

Gordon ya no está sólo en los camerinos. Otros artistas han comenzado a maquillarse, ya él lleva una hora, y le falta otra más.

La metamorfosis a la fantasía de Varekai, es compleja y detallada.

Ya son las 5:30 p.m. La carpa de calentamiento comienza a llenarse con los artistas, que llegan a estirar los músculos. Sí, eso que para cualquier mortal es una afrenta al cuerpo, para ellos es estirar.

Otros acuden a algún ensayo programado por el director artístico en el escenario principal.

Aunque en la mayoría de casos cada artista puede decidir cuánto y dónde practicar su acto, muchos aprovechan esta gran carpa justo detrás del escenario, para hacerlo.

El tiempo transcurre rápido aquí, hay mucho movimiento, ya son las seis pasadas, “La Vigie” está a unas cuantas pinceladas de terminar, y tenemos que salir del lugar.

Quedan menos de dos horas para que este místico mundo de fantasía tome vida propia, para que se rompan los límites del cuerpo humano, para que el Cirque du Soleil arranque su función.