Última Hora

Noticias

Papa insta a católicos a no separar fe y caridad en mensaje de Cuaresma

"No se puede separar, o incluso oponer, fe y caridad. Estas dos virtudes teologales están íntimamente unidas por lo que es equivocado ver en ellas un contraste o una 'dialéctica'", escribió el Papa.

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

CIUDAD DEL VATICANO, 01 Feb 2013 (AFP) - En su mensaje para la Cuaresma 2013, el papa Benedicto XVI explicó la estrecha relación que existe entre fe y caridad, e instó a los católicos a no separar tales virtudes.

"No se puede separar, o incluso oponer, fe y caridad. Estas dos virtudes teologales están íntimamente unidas por lo que es equivocado ver en ellas un contraste o una 'dialéctica'", escribió el Papa.

El mensaje papal fue ilustrado el viernes en el Vaticano y lleva el título "Creer en la caridad suscita caridad. Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en Él".

"No se puede dar prioridad a la fe y casi despreciar las obras de caridad reduciéndolas a un humanitarismo genérico y tampoco se puede sostener una supremacía exagerada de la caridad y de su laboriosidad, pensando que las obras puedan sustituir a la fe", escribió el Papa.

"Para una vida espiritual sana es necesario rehuir tanto del fideísmo como del activismo moralista", advierte.

El tradicional mensaje del Papa para esa festividad está dirigido a los 1.200 millones de católicos en todo el mundo.

La Cuaresma, se abre el miércoles de Ceniza, 40 días antes de la Semana Santa y es tradicionalmente un periodo de reflexión y recogimiento para los católicos.

Desde la década de los 70 suele abordar temas de carácter social.

"Es importante recordar que la mayor obra de caridad es precisamente la evangelización, es decir, el ‘servicio de la Palabra’. Ninguna acción es más benéfica y, por tanto, caritativa hacia el prójimo que partir el pan de la Palabra de Dios, hacerle partícipe de la Buena Nueva del Evangelio, introducirlo en la relación con Dios: la evangelización es la promoción más alta e integral de la persona humana", escribió Benedicto XVI.

El Papa presidirá todos los ritos de Semana Santa, entre ellos el tradicional Via Crucis en el Coliseo de Roma, que se celebra el Viernes Santo.

Las celebraciones religiosas se iniciarán el 2 de febrero con una misa en la basílica de San Pedro con ocasión del día de la Presentación del Señor.

En la iglesia romana de San Sabina, en el barrio Aventino, el Papa oficiará la liturgia del miércoles de Ceniza el 13 de febrero, con la que se inicia la Cuaresma de los católicos.