Última Hora

Internacional

Joven de 29 años fuente de filtraciones sobre monitoreo de comunicaciones en EEUU

La fuente que reveló información sobre el programa secreto de vigilancia de comunicaciones de Washington es un joven estadounidense...

AFP Agencia Hace 6/9/2013 6:55:00 PM

WASHINGTON, 9 junio 2013 (AFP) - La fuente que reveló información sobre el programa secreto de vigilancia de comunicaciones de Washington es un joven estadounidense de 29 años, asesor de la NSA, que dijo haber actuado en aras del interés público y la protección de la vida privada de los ciudadanos.

"No quiero vivir en una sociedad que hace este tipo de cosas (...) en un mundo en el que todo lo que hago y digo queda registrado", explicó Edward Snowden en una entrevista por video concedida al diario británico The Guardian, difundida este domingo.

El autor de una de las mayores fugas de documentos clasificados de la historia de Estados Unidos -junto al soldado Bradley Manning, actualmente juzgado ante una corte marcial por haber entregado decenas de miles de cables a WikiLeaks- es un exempleado de la CIA que trabajaba desde hacía cuatro años para empresas subcontratadas por la NSA, la Agencia de Seguridad Nacional.

Snowden explicó a The Guardian que nunca quiso conservar el anonimato: "Soy consciente de que voy a pagar un precio por mis acciones", pero "me sentiría satisfecho si las leyes secretas (...) y los poderes omnipotentes del Ejecutivo que conduce el mundo al que quiero son desvelados, aunque sea por un instante".

"Mi único objetivo es informar a la gente sobre lo que se está haciendo en su nombre y lo que se hace en su contra", dijo, agregando que "la NSA miente sistemáticamente al Congreso respecto a la magnitud de la vigilancia que ejerce en Estados Unidos".

"Captamos más comunicaciones electrónicas en Estados Unidos que en Rusia. No se imaginan ustedes todo lo que se puede hacer, el alcance de sus capacidades es tenebroso", afirmó.

El joven subrayó que se decidió a revelar los programas de inteligencia a la prensa tras haber llegado a la conclusión que era "abusos" al público cometidos en nombre de la seguridad y luego de haber esperado a que el presidente Barack Obama cumpliera su promesa de aumentar la protección de los ciudadanos contra esas prácticas.

Pero el presidente "continuó las políticas de sus predecesores", se lamentó Snowden.

Estudiante mediocre

Hace tres semanas tuvo que dejar a su pareja, con la que disfrutaba de "una vida muy cómoda" en Hawai, donde ganaba unos 200.000 dólares al año, para trasladarse a Hong Kong antes de la divulgación de las filtraciones, dijo el diario.

"Estoy dispuesto a sacrificar todo esto porque no puedo, en mi alma y mi conciencia, permitir al gobierno de Estados Unidos que destruya la vida privada, la libertad de internet y las libertades fundamentales de todo el mundo con este enorme sistema de monitoreo que se está llevado a cabo secretamente", dijo.

Nacido en Elizabeth City, en Carolina del Norte (este), Snowden vivió junto a su familia en Fort Meade, Maryland (noreste), donde está situada la base de la NSA.

En la entrevista, admite haber sido un estudiante bastante mediocre y señala que no culminó sus estudios de informática en la Universidad de Maryland.

En 2003, se enroló en el Ejército y comenzó a entrenarse para sumarse a las fuerzas especiales, en nombre de los mismos principios que hoy evoca para revelar los documentos secretos: "Quería combatir en Irak (...) para ayudar a liberar a los iraquíes de la opresión".

Tras un accidente en el que se quebró las dos piernas, abandonó el Ejército y encuentró su primer empleo como guardia de seguridad en uno de los edificios secretos de la NSA, en el campus de la Universidad de Maryland.

Luego fue contratado por la CIA, para trabajar en la seguridad de los sistemas informáticos. Su conocimiento de internet y su talento como programador hicieron que su carrera progresara rápidamente y fuera enviado a Ginebra.

Desde hacía cuatro años trabajaba para la NSA como empleado para diversas empresas subcontratadas, como Dell o Booz Allen Hamilton, su último patrón.