Última Hora

La Universidad Nacional (UNA) se ha preocupado por destacar alumnos con historias de vida ejemplares. Son jóvenes que derriban las barreras con el esfuerzo diario, para seguir sueños, y ayudar a otras personas.

Entre estos estudiantes modelos encontramos historias como la de María José Carballo, quien cursa la carrera de Gestión del Desarrollo Sostenible con Equidad de Género.

Desde niña tuvo que esforzarse más, pues sus padres son no oyentes. Eso la sensibilizó y le moldeó el carácter. Ha obtenido varios reconocimientos en su comunidad por su labor social como guía y scout.

“Ha sido una situación económica difícil, pensé muchas veces en retirarme de la U. Pero en mi familia me motivaron a seguir estudiando y gracias a la beca. Quiero ayudar a mi familia, es mi motivación, así como a los grupos minoritarios y las personas con discapacidad”, dijo en Buen Día Carballo.

Estos jóvenes demuestran que las carencias económicas también se esquivan con determinación y pasión. Henry Rivera estudia Geografía. Ese es su sueño, y lo ha defendido pese a venir de una humilde familia de Pejibaye de Jiménez de Cartago. Incluso renunció a una beca por ayudar a su familia, pero no renunció a sus sueños profesionales.

“Mantenerme en la Universidad ha sido todo un reto. Mi papá siempre me dice que lo único que me puede dar es el estudio. Mi realidad es que no puedo hacer muchas cosas como el resto de mis compañeros. Vivo con 100 mil colones al mes”, indica Rivera.

También se reconoce a los que se enorgullecen de sus raíces, y luchan por su pueblo, como el caso de Ernesto González, un indígena boruca de Buenos Aires de Puntarenas.

Vino hasta Heredia a estudiar Planificación y Promoción Social, inspirado por su pueblo, gente humilde, con valores.

“Rara vez se ve un indígena en televisión. Soy de uno de los cantones más pobres del país. Antes de entrar a la Universidad tuve que trabajar.Tuve que acostumbrarme a una cultura rápida, donde todo es dinero. En un futuro quiero ayudar a mi familia y a mi pueblo”, indica González.

Estos jóvenes son sólo tres de muchas historias de esfuerzo y de trabajo, que día a día engrandecen nuestro país, historias que muchas veces son opacadas por banalidades, pero que resaltan la verdadera esencia del costarricense.

Para más información usted puede llamar a la oficina de prensa de la UNA al teléfono: 2237-5929 o enviar un correo a: mquiros@una.cr