Última Hora

Javier Delgado llamó a la cautela e indicó que no se puede celebrar, pues es un clásico y todo puede pasar.

Pese al 2-0 el técnico se mostró ecuánime durante la rueda de prensa y fue muy cuidadoso de usar palabras de victoria.

“En los clásicos usted no puede dar por descontado nada, la ventaja es importante y ahora tenemos que prepararnos mucho mejor”, indicó Delgado.

El técnico catalogó como “durísimo” el juego de vuelta el próximo miércoles en el Ricardo Saprissa.

“El miércoles queremos reafirmar lo que hicimos hoy. Si hoy fue intenso, la vuelta será mucho peor”, añadió.

Además alabó la parte metal de sus jugadores que se olvidaron de la ventaja deportiva con la que cuentan los morados.

“Hablamos de que el objetivo era pasar la ventaja a nuestro favor y lo que más tenemos claro es esto aún no ha terminado, no hay nada que celebrar y quedan 90 minutos, todo un capítulo completo”, aseveró.

Finalmente tuvo halagos para el jugador Harry Rojas, anotador del segundo tanto que le permite a Alajuelense viajar con una mayor ventaja.

"Le dije a Harry Rojas que me tenía que ayudar con un gol y me cumplió", concluyó.

Colaboró el periodista Miguel Calderón.