Última Hora

El técnico del Deportivo Saprissa, Carlos Watson, frunció el ceño y evitó hablar del arbitraje tras las consultas de la prensa.

Eso sí, el estratega defendió a sus jugadores y se mostró confiado en dar vuelta al marcador adverso de 2-0 que Alajuelense le propinó en la primera semifinal.

“La serie aún está abierta y de eso no tengo ninguna duda, pues en el camerino hay coraje para salir adelante. Aún estamos en la pelea”, indicó Watson en conferencia de prensa.

La negativa de hablar del arbitraje del estratega no fue aislada, pues el presidente morado Juan Carlos Rojas pidió un trato “equitativo” por parte del arbitraje.

“Randall Poveda hizo un buen arbitraje, pero lo que pedimos es un trato equitativo, hay algunas acciones que no son parejas, por ejemplo si la jugada de Marvin Angulo era roja, la de Salvatierra también”, indicó Rojas.

Otro de los que levantó la voz fue el gerente deportivo Paulo Wanchope, quien criticó al Tribunal de Competición por la sanción impuesta a Francisco Calvo antes del juego.  

"El tribunal abrió un portillo peligroso, pero considero que en nuestro fútbol tenemos que concentrarnos en aspectos del juego y no otros".

Sobre las variantes que está obligado a realizar para el juego de vuelta el próximo miércoles, como es el caso de Marvin Angulo,  Watson añadió que cuenta con grandes jugadores en el banquillo para suplir cualquier posición.

“Tenemos buenos jugadores para suplir a los que perdemos hoy (sábado). No podemos lamentarnos por la pérdida de Angulo, solo lo vamos a suplir y ya”, concluyó el estratega. 

Colaboró el periodista Miguel Calderón.