Última Hora

Los padres de familia del colegio María Inmaculada de Grecia se encuentran indignados y este miércoles, algunos de ellos llegaron hasta la Fiscalía del cantón, para demandar judicialmente a la Madre Superiora y directora del colegio.

La molestia se da a raíz de que la religiosa decidió incautar los teléfonos celulares a unos 30 jóvenes.

Los padres llegaron con papeles en mano, en los cuales se registran las firmas de los padres enojados.

Y es que según dijo la Madre Superiora, ella se ampara en el reglamento del colegio, y no devolverá los teléfonos hasta en un mes.

El caso queda entonces en manos de la Fiscalía de Grecia, para determinar si la religiosa es llevada al banquillo de los acusados.