Última Hora

Tras la denuncia de un diario mexicano que asegura que en Costa Rica existe un gran mercado de tráfico de órganos, el Ministerio de Salud asegura que el país no es un terreno fértil para esa actividad.

Las autoridades aseguran que aunque la denuncia presentada por un médico es formal, el caso todavía no se ha confirmado.

El Ministerio de Salud presentó un texto sustitutivo para aclarar la ley de donación y trasplante de tejidos humanos, el proyecto hace fila en la Asamblea Legislativa.

En el texto se prohíbe cualquier forma de gratificación o remuneración por la donación de órganos y tejidos humanos por parte del donante, del receptor o cualquier persona física o jurídica.

Y en el artículo 12, agrega: “Prohíbase solicitar públicamente o hacer cualquier publicidad sobre la necesidad de un órgano o tejido, o sobre su disponibilidad, ofreciendo osolicitando algún tipo de gratificación o remuneración”.

Estas acciones actualmente se sancionan con 8 a 16 años de prisión.

Aun así, el ministerio asegura que es muy difícil asegurarse de que estas situaciones no se den, principalmente en clínicas privadas.

El hospital Cima aseguró mediante un comunicado que el centro médico cuenta con procedimientos para evitar el tráfico de órganos. Afirman que

"Nuestros dos centros médicos en Costa Rica, y cada uno de sus profesionales trabajan según los más altos estándares legales, médicos y éticos; somos líderes en atención, diagnóstico y tecnología. En ninguno de nuestros centros médicos es permitida la práctica de trasplante, a menos que se cumplan todos los requisitos establecidos por la legislación costarricense e internacional, así como los protocolos médicos que garanticen la protección de los pacientes".

Se intentó conocer qué tipo de controles aplica el hospital clínica católica, pero no fue posible localizar a su director médico.